Destruye este cinturón faja, por favor

Andrea VAM
Andrea VAM

Copywriter & Storyteller✍🏼
Huyo de los convencionalismos como de la cerveza caliente. Escribo cosas para que tú vendas. Me gustan los tacos (cocinados y hablados).

La semana pasada me compré un cinturón para correr.

Algo así como una faja en la que puedes guardar el agua, las llaves, el móvil, la correa de la perra y demás mierdas que pueden estorbar cuando cabalgas por el monte a un ritmo endemoniadoJAJAJAJ, pero eso no es lo importante.

Lo importante es que el cinturón se me rompió el día 2. Y no era barato. Una de las costuras se fue a tomar por culo, así que me puse en contacto con la gente de Atención al Cliente de la web en la que lo había adquirido.

Y aquí empieza el email de hoy.

Escribí a esta gente y les conté lo que había pasado para ver qué solución podían ofrecerme al respecto.

Hoy he recibido su contestación. Te la pego por aquí:

 

 

 

Ay, Mireia, cariño.

Me encantaría enviarte esa foto con cara de loca y el cinturón completamente destruido.

Nada me haría más feliz.

Me haría la foto nada más levantarme, en pijama, frente al espejo del baño lleno de salpicaduras de pasta de dientes, despeinada, con ojeras prominentes y una sonrisa sospechosa, sosteniendo los pobres restos del cinturón que la noche anterior habría destruido y quemado en una fogata.

Te reconozco que emociona la idea, pero creo que no voy a hacerlo.

Veo lagunas a tu plan.

Además, ¿cuándo se considera que un cinturón está destruido?

¿Cuántos cortes tengo que darle con las tijeras (ojo, tienen que ser tijeras)? ¿Cuántas veces tengo que prenderle fuego o atropellarle con el coche, o decirle a Nina que deposite sus excrementos encima?

Todo esto me parece surrealista.

Normalmente utilizo esta newsletter para poner en valor la importancia de saber comunicar para vender, pero pocas veces hablo de cómo retener a las personas que ya son clientes.

 

#GodSaveTheCopy

Una newsletter sobre copywriting, creatividad y ventas.

Si te va el morbo, apúntate para contemplar en primera persona los tropiezos y aciertos de alguien que quiere hacer crecer su negocio de forma poco convencional.

Es gratis 👇

 

Tal vez puedes empezar por no pedirle a nadie que destruya nada y aportar soluciones que no parezcan salidas del despacho del mono que tiene una fábrica de ginebra (habitual referencia a la que pronto daremos nombre).

Poner mucho cariño para la venta y poco para la atención de esa venta demuestra poca inteligencia.

La pasta está en la recurrencia. Así que si quieres ganar dinero, cuida a tu gente o tu gente se irá. Por mucho que vendas, un día el castillo de naipes que has construido se destruirá como el cinturón faja.

Y por cierto, la Atención al Cliente no es solo una cuestión de valores. También es una cuestión de saber trasladarlos.

Todo es copy, queridos míos. Y aquí te traigo del bueno.

Feliz día.

#godsavethecopy

Únete a la newsletter punk sobre copy a la que vendrás por el copy pero te quedarás por todo lo demás.

0 0 votes
¿Qué te ha parecido?
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¿Qué te ha parecido esto? Te leo abajo 🤘x