A los perros les gusta oler cosas

Andrea VAM
Andrea VAM

Copywriter & Storyteller✍🏼
Huyo de los convencionalismos como de la cerveza caliente. Escribo cosas para que tú vendas. Me gustan los tacos (cocinados y hablados).

Hola, tú.

Si tienes perro ya lo sabrás, pero si no lo tienes y no has paseado a ninguno en tu vida, hay algo importante que debes saber al respecto:

A los perros les gusta oler cosas.

Bueno, gustar tal vez no sea el verbo más indicado. Más bien necesitan oler cosas. Les flipa. Les pone cachondos. Les ayuda a vivir felices y a estar equilibrados. Les ayuda a calmarse, y les hace gastar energía.

Sin embargo, hay un montón de gente con perro que instintivamente tira de la correa cada vez que el animal se para a oler algo: el culo de otro perro, una flor o una mierda. Lo que sea.

Es como si tuvieran algo muy urgente que hacer y no hubiera un segundo que perder.

El otro día un tío, móvil en mano, tiraba de su beagle como un loco mientras el perro intentaba acercarse a saludar a mi perra.

Tiraba y al mismo tiempo increpaba a su perro.

Vamos, hostias, venga.

Yo, que soy amiga de todos los perros y también me gusta meterme donde no se me ha invitado decidí responder por el animal:

Déjale que la salude, hombre.

Su respuesta, mientras se alejaba:

Tenemos prisa.

 

#GodSaveTheCopy

Una newsletter sobre copywriting, creatividad y ventas.

Si te va el morbo, apúntate para contemplar en primera persona los tropiezos y aciertos de alguien que quiere hacer crecer su negocio de forma poco convencional.

Es gratis 👇

 

Vale.

No sé si el tío era un capullo per se, pero desde luego sí sé que tenía toda la cara de capullo y actuaba como un capullo. También sé que lo que hizo no le convierte en capullo, pero sí es un muy buen ejemplo de cómo funciona la vida ahora:

Vivimos con mil cosas en la cabeza y ninguna es la que tenemos delante.

Para los perros, la vida es lo contrario. Por eso me gusta rodearme de ellos.

Esto, que no deja de ser algo que sucede y que no es ni bueno ni malo, sí se convierte en una putada cuando tratamos de vender algo.

La gente tiene prisa. Vive en su cabeza. Con sus movidas, sus historias, sus notificaciones del móvil. Captar su atención se ha convertido en todo un reto y solo hay una forma de conseguirlo:

Sorprendiéndoles con algo distinto.

Lo igual aburre y no se mira. Lo distinto nos hace parar. Como la mítica vaca púrpura de Seth Godin, el libro que solo tiene una idea, pero uff, qué idea.

O como una caca de perro para un perro.

Si tu comunicación no sorprende y estás diciendo lo mismo que todos de la misma forma que todos, preocúpate.

Si quieres que esto deje de pasar, puede que aprendas algo por aquí.

O también puedes contratar mis servicios, claro.

Mucho más cómodo y mejor para todos.

Feliz día.

#godsavethecopy

Únete a la newsletter punk sobre copy a la que vendrás por el copy pero te quedarás por todo lo demás.

0 0 votes
¿Qué te ha parecido?
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¿Qué te ha parecido esto? Te leo abajo 🤘x