Deja que te lo coma

Andrea VAM
Andrea VAM

Copywriter & Storyteller✍🏼
Huyo de los convencionalismos como de la cerveza caliente. Escribo cosas para que tú vendas. Me gustan los tacos (cocinados y hablados).

El otro día estuve viendo un monólogo.

La sala era bastante pequeña, unas 25 personas de público, y el espectáculo básicamente consistía en el cómico interactuando con los allí presentes.

Dónde vives, a qué te dedicas, dime una virtud, etc.

Con las respuestas, se iba sacando chascarrillos para hacer gracia.

En una de esas, se dirigió a una pareja muy joven a la que intentó poner en un aprieto.

Primero le dijo a ella, dime una virtud de tu novio.

Risa nerviosa, silencio incómodo, mucho “eeeeeeeeeeeee”, mucho “puesssssssss” para rematar con un “es muy buen entrenador de baloncesto”.

Acto seguido le pregunta a él, dime una virtud de tu novia.

Respuesta, esta vez sin titubeos:

“Deja que se lo coma muy bien”.

El público, explotado de risa. La chavala, con cara de pedir que la disparen. Y el cómico, agradecido por haber encontrado un hilo del que tirar.

Y tiró y tiró.

Que si “menuda mandíbula tienes”.

Que si “cómo se nota que la ejercitas”.

La gente reía, reía mucho.

Sexo y caca suelen ser recursos bastante pobres, pero infalibles.

¿Quieres que la gente abra tus correos?

Prueba a meter algo sexual o escatológico en el asunto.

No falla.

Yo lo he hecho, no falla.

Sutil o no. Te guste o no. Con más o menos bajas. No falla.

No es para todos, y no garantiza nada, claro, pero en cuestión de aperturas no falla.

Garantizado.

Pero bueno, más que este hecho, lo que me interesa del asunto del monólogo es otro concepto. El concepto de “tirar del hilo”.

Plantéatelo así.

Todo lo que nos sucede en la vida es como si construyera un inmenso telar.

 

#GodSaveTheCopy

Una newsletter sobre copywriting, creatividad y ventas.

Si te va el morbo, apúntate para contemplar en primera persona los tropiezos y aciertos de alguien que quiere hacer crecer su negocio de forma poco convencional.

Es gratis 👇


Ahora imagínatelo.

Desde que naces, todo lo que te pasa, todos los acontecimientos más o menos importantes de tu vida, tu rutina, lo que lees, lo que escuchas, lo que ves, todo, va tejiendo ese telar.

Hay telares con más o menos color, y otros más oscuros, pero todos están hechos de hilos.

Por eso, cuando busques inspiración para escribir algo, lo único que tienes que hacer es acudir a ese telar y tirar del hilo que necesites.

Ahí está todo.

La alegría.

La tragedia.

La culpa.

La ruina.

La amistad.

El amor.

Todo hilo es susceptible de convertirse en una historia que contar.

Todo hilo encierra una enseñanza, por pequeña que sea.

Así que lo único que tienes que hacer es empalmar ese hilo con una moraleja para tu cliente y servirlo bien caliente en un buen email.

Cuidado que quema

Feliz día

#godsavethecopy

Únete a la newsletter punk sobre copy a la que vendrás por el copy pero te quedarás por todo lo demás.

0 0 votes
¿Qué te ha parecido?
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¿Qué te ha parecido esto? Te leo abajo 🤘x