Sincericidio (Bye bye 2022)

Andrea VAM
Andrea VAM

Copywriter & Storyteller✍🏼
Huyo de los convencionalismos como de la cerveza caliente. Escribo cosas para que tú vendas. Me gustan los tacos (cocinados y hablados).

Esto va a ser largo, te lo advierto.

Apuesto a que tienes la bandeja de entrada bien petada de gente con una newsletter que te cuenta un resumen del año que termina mañana.

Somos pesadísimos todos y por supuesto este email no es una excepción.

Sin embargo, tal vez haya un matiz importante.

Verás, cuando empecé esta newsletter me prometí hacer un ejercicio de sinceridad constante contigo.

Y en este último correo, me apetece estrellarme contra el suelo y contarte de forma completamente honesta lo que ha sido este año para mí, y también lo que espero del próximo.

Tal vez sea el email más egocéntrico de todos los que he enviado. Aquí no entras tú, solo yo con mis mierdas.

Pero lo bueno, lo bonito, lo mejor de todo esto, es que cuanto más personal, cuanto más íntimo, cuanto más mío… probablemente más conecte contigo.

Es así.

No hay nada más aburrido y absurdo que hablar a los demás desde la generalidad.

 

El 2022 ha sido un año montaña rusa en forma de V.

Empezó bien, en verano toqué fondo y en septiembre renací como el ave fénix.

Ahora, echando la vista atrás tengo claro de que tanto para bien como para mal, la única responsable de todo lo que he conseguido he sido yo. Y de que mi negocio, depende al 100% de algo tan frágil como mi mentalidad.

Nada atrae más la riqueza que mantener la ilusión y la confianza intactas, y yo en verano olvidé por completo por qué estaba haciendo esto y me recreé en la inacción atrapada en una casa con las persianas bajadas.

Sin duda, de las peores cosas del año ha sido soportar el calor que ha hecho en Madrid.

Pero volviendo al tema.

Al business.

 

#GodSaveTheCopy

Una newsletter sobre copywriting, creatividad y ventas.

Si te va el morbo, apúntate para contemplar en primera persona los tropiezos y aciertos de alguien que quiere hacer crecer su negocio de forma poco convencional.

Es gratis 👇

 

El inicio del mes de septiembre me dió para recapacitar mucho.

Como cada año, pasé unos días con mi amiga Sara en nuestro rincón costero favorito. Y allí, entre cervezas Victoria, calamares, y helados de nata y nueces, tuve claro que me había comportado como una auténtica gilipollas.

Desde el inicio, no me había tomado mi negocio como tal (siempre me he sentido más como una autónoma que como una persona con un negocio. Una gran diferencia).

No había prospectado y me había conformado con que el flujo de clientes llegara por sí solo, gracias al boca a boca, a las recomendaciones, sin interceder, que eso es de pringados y necesitados.

Pensando que la vida me traería los mejores peces, pero sin estar dispuesta a mojarme los pies.

Ella, vaga.

También había dejado morir esta newsletter. Mi querida newsletter que tantas alegrías me había traído y personas que ahora son grandes amigos.

Está claro que soy imbécil y que no entiendo de grises.

Así que, después de darle muchas vueltas, pensé que una forma muy buena de demostrarme que estaba comprometida conmigo y con mi negocio era resucitar esto y volver para escribir aquí (casi) todos los días.

Al fin y al cabo, como copy que soy, conozco el potencial del email diario.

Así empezó la nueva versión de #GodSaveTheCopy.

Una etapa que me ha traído grandes cosas: buenos proyectos con clientes increíbles y en los que he disfrutado (y sigo disfrutando muchísimo).

Pero también una etapa agotadora. Lo creas o no, escribir un email cada día es algo que se me hace bola.

Sobre todo cuando llegan picos de curro y sientes que no das más de sí.

Además, seamos realistas. Escribir por aquí a diario no es la panacea si en el camino descuidas otras facetas de tu negocio.

¿En mi caso?

Hacer crecer esta lista.

Cuanto más escribo por aquí, menos tiempo dedico a dar a conocer esta newsletter.

El potencial del email diario está ahí, pero igual no es para todos. Tal vez no lo sea para mí.

¿Significa eso que lo dejo?

No, pero es paradójico de huevos y una muestra más de que las decisiones estratégicas de mi negocio van regulín.

A veces me pregunto si merece la pena todo el esfuerzo.

Porque si te digo la verdad, siempre he creído en mi potencial, pero no tanto en cómo monetizarlo.

Lo mío es darle al teclado y pensaba que eso sería más que suficiente.

Sin embargo, ohpequeña, tan importante o más es lo uno que lo otro.

Así que se podría decir que ese es mi gran propósito para 2023.

Ese, y bajar de las 2 horas en la media maratón de Madrid o tirarme en paracaídas.

Además, este año me ha traído proyectos muy chulos en los que he dejado el boli de copy para ponerme las gafas de guionista.

(Muy pronto lo compartiré contigo).

Y eso me ha dado que pensar.

Ya sabes que pienso mucho.

Porque seamos sinceros, que de eso va este email: no soy una copy muy convencional.

Con lo bueno y lo malo que eso conlleva.

Hablar solo de venta directa y de palancas que convierten me aburre soberanamente.

Lo mío es otra cosa.

Lo mío es crear un discurso que exprese una voz propia y que no solo sirva para vender: sirva para que te quieran comprar.

Lo mío es demostrar que existe otra forma de hacer las cosas y que la mayoría de negocios digitales subestiman el poder de la creatividad en sus comunicaciones, para repetir todo el rato las fórmulas que se les ha enseñado que son las correctas.

Lo mío es atreverse a mear fuera del tiesto.

Así que tal vez, este año empiece a pisar de forma más firme ese terreno.

Tal vez me adentre todavía más en la importancia de la creatividad para vincular marcas y personas a un nivel que trasciende la simple venta.

Es la idea.

El otro día una persona me dijo que tenía que elegir una palabra para 2023. No un propósito. Una palabra que pensara y que tuviera siempre presente, en cada una de mis decisiones para este año.

Así que voy a elegir una:

Coraje.

2023, voy a por ti.

Un abrazo a todas las personas de esta lista que seguís leyéndome. Habéis hecho mi último trimestre del año mucho más feliz.

P.D: Una canción para empezar el nuevo año o cerrar el viernes a tope de power. Sube el volumen y déjate llevar. Conmigo funciona.

#godsavethecopy

Únete a la newsletter punk sobre copy a la que vendrás por el copy pero te quedarás por todo lo demás.

0 0 votes
¿Qué te ha parecido?
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¿Qué te ha parecido esto? Te leo abajo 🤘x