Un lunes que empieza mal

Andrea VAM
Andrea VAM

Copywriter & Storyteller✍🏼
Huyo de los convencionalismos como de la cerveza caliente. Escribo cosas para que tú vendas. Me gustan los tacos (cocinados y hablados).

La mañana ha empezado mal.

Mi perra casi se come un patito diminuto en el parque.

Mi novio se ha caído por las escaleras de casa.

Nos hemos quedado sin café.

Y ahora estoy aquí, intentando hacer que este email contenga una lección de ventas que sea increíble. Sin duda, la mejor lección de ventas y de copywriting que recibirás hoy. Una lección que será tan buena que no podrás olvidar jamás y que a partir de este día siempre tendrás en cuenta a la hora de vender en tu negocio digital.

Por eso voy a pedirte que vuelvas a leer lo de arriba, después de donde digo “La mañana ha empezado mal”.

Vamos a aprovechar mi mala suerte para fijar una idea en tu cerebro.

“Mi perra casi se come un patito diminuto en el parque”.

“Mi novio se ha caído por las escaleras de casa”.

“Nos hemos quedado sin café”.

Patito.

Escaleras.

Café.

¿Qué tienen en común estos tres acontecimientos que enlisto además de un lunes que empieza mal?

Dos cosas: los identificas fácilmente, los imaginas fácilmente.

 

#GodSaveTheCopy

Una newsletter sobre copywriting, creatividad y ventas.

Si te va el morbo, apúntate para contemplar en primera persona los tropiezos y aciertos de alguien que quiere hacer crecer su negocio de forma poco convencional.

Es gratis 👇

 

Que puedas hacer esto es algo fundamental cuando escribimos para tratar de convencer a alguien de algo.

El trabajo de un buen copy es que nuestros textos sean capaces de pintar imágenes en la cabeza del lector. Pero no cualquier imagen: exactamente las imágenes que nosotros ya hemos decidido que queremos que imaginen.

Si el perro no es relevante, me da igual que lo imagines grande o pequeño, pero quiero que lo hagas.

Imagina al puto perro asesino de patos.

Hazlo, vamos.

Esto es solo un ejemplo, pero quiero que entiendas que si lo que escribes no es imaginable, no consigue pintar nada de nada, es imposible que funcione. Nunca lo hará. Por eso, añadir elementos que estimulen esa imaginación es fundamental.

Para entrenar el músculo de la imaginación siempre funciona comenzar a escribir desde algo familiar.

Da igual lo que vendas.

Escoge algo familiar para introducir el tema al lector y que se lo pueda imaginar fácilmente y luego dale algo que le sacuda. Que le saque de ese estado gris y neutro. Que le haga seguir leyendo línea a línea mientras en su cabeza no deja de pintar las cosas que tú quieres que pinte.

“Esto es bueno para mí y mi negocio”.

“Esto puede ayudarme”.

“Si compro esto por fin conseguiré lo que siempre me he propuesto”.

 

Si entiendes eso, si de verdad lo asimilas, serás mejor copy que muchísimos copys.

Y si quieres que pinte por ti, es aquí.

Feliz día del pato que sobrevivió

#godsavethecopy

Únete a la newsletter punk sobre copy a la que vendrás por el copy pero te quedarás por todo lo demás.

0 0 votes
¿Qué te ha parecido?
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¿Qué te ha parecido esto? Te leo abajo 🤘x